2.13.2008

CMR

Se estrena la nueva imágen corporativa del blog. Es básicamente lo mismo pero le puse un logo super chori. ¿Les gusta? Quiera alá que así sea, de todas maneras aquí va otro intento por hacer stand up comedy de una manera bastante poco ortodoxa: sin stand up comedy...

Las oficinas de Falabella son por dentro como deben ser los platillos voladores, y digo platillos voladores porque me refiero a la idea de los años 60, antes de que el ufologísmo proliferara como la opinología y de que pusieran de moda ese nombre tan cool, que tanto le gusta a todos los pernos ufologístas: OVNIS. Cuando te abducen, te llevan dentro, te enumeran, y te ponen frente a una pantalla por donde solamente dan comerciales de Falabella, es la caricatura viva de un lavado de cerebro a lo naranja mecánica. Todo brilla, el suelo, el techo, hasta las ejecutivas son todas especímenes raros. La gente avanza en fila esperando su turno para la inseminación artificial (que es la manera que ellos tiene de joderte), y tu te preguntas "¿qué chucha hago acá?", "¿cómo me pasó esto a mi?", y de la nada empiezan a llegar los recuerdos... Era uno de los primeros meses de universidad ¿recuerdas?, estabas pajareando, para variar, y de la nada se acerca una mina con unos formularios, que ni siquiera estaba tan rica, pero de entrada la hueona te hace ojitos, y uno como es hueón y caliente, la mira, de lo contrario, es porque eres gay... la miras y cuando ella cacha que tiene tu atención, se te tira encima como uno de estos misiles inteligentes que detectan el calor... qué buen ejemplo. "Oye, ¿me podi ayudar? mira, es que tengo que llenar estos papeles, pero no puedo muliar los datos porque sino me cachan y me echan de la pega... Ya, pero no te asustí, si esto es solo una solicitud, si no la validai después no pasa nada"... Y ¿para qué es? pregunta uno como pa hacerse derogar... de rogar, "Nada, una tarjeta, pero en serio, no vas ni a saber de ella, si no la activas" ¿estás segura? pregunta uno, a pesar de que la estafa la huele el encargado de limpiar la mierda de las cabras, por allá por el Himalaya. "Segura po, si no, no te lo diría". Medio Chile se caga de la risa.

¿En qué cresta estaba pensando?... Es medio evidente, pero en fin. Por ahí por finales de febrero me llama una ejecutiva, con voz de grabadora que me dice "Sr. Tao Zamorano, usted tiene una deuda de $(cantidad vergonzosa) por su Tarjeta de crédito CMR"... Suelto el teléfono, allá lejos empieza a sonar ese efecto de sonido barato que se supone debería ser el de un OVNI moviendose, algo que onomatopeyicamente debería escribirse como "huíu huíu huíu huíu", derrepente la hueá te ilumina como un foco de helicóptero de pacos. Corro, pero ya es tarde, miro al suelo y estoy flotando, me alejo cada vez más del piso... cagué.



Tengo esta foto de recuerdo: Yo y mi tarjéta de crédito. Se ve hasta tierna.



Bueno, esta es la parte en que me pongo a hablar de una hueá na que ver... ¡HORA DE LA TUBI-CONTINGENCIA!

¿Cacharon que los pacos detonaron un maletín? No solo el hecho en sí es estúpido, la hueá salió en los diarios y en la tele... así que tenga cuidado, desocupado televidente, el descaro del manejo mediático subió un nivel al tiro con esa pura noticia. Ahora no solo las violaciones, robos y accidentes son parte de la crónica roja que alimenta el terror y el desconformismo, sino también las hueás irrelevantes y absurdas. Pronto vamos a ver como la gente sufre amputaciones por las escaleras mecánicas, como en yankilandia, y luego va a quedar la cagada porque a un hueón lo va a asfixiar la corbata que se le quedó atrapada en una puerta giratoria. Los cobradores de tarjetas Bip van a dar cancer, y una señora se va a fracturar una pierna enredandose en las barras de la boletería del metro... Después va a llegar un compadre al juzgado acusandose a sí mismo de autoviolación: "Yo estaba tranquilo en mi casa un día, me pillé desprevenido y me masturbe en contra de mi voluntad, entonces me sentí pasado a llevar, utilizado, sucio" declarará el víctima/victimario. "¿Y qué quiere que haga yo caballero?" va a preguntar el juez de turno. "No sé, o sea por mi, me metería a la cárcel, porque no puede ser que se atropelle así la dignidad de una persona, pero al mismo tiempo me gustaría poder caminar tranquilo por la calle con la seguridad de que la justicia funciona y de que no me va a pasar nada". La corte dispondrá entonces a un paco que lo vigile en todas partes y que esté especialemente entrenado para pararle los carros en caso de otra posible autoviolación. Luego el hueón va a reclamar que la justicia toma puras medidas parches y no soluciona los problemas de fondo... y que obviamente la culpa es de la Concertación y de Zamorano... sobre todo de Zamorano.

Ok, ok, nada más por hoy.

5 comentarios:

rosiberta helada dijo...

mas fea tu imagen, es como la de un sitio de algo profundo y tracendental chino o asiatico, na que ver con tu custion ufologista-fallabellista
lo bakan de fallabella es esa cosa no se como se llama, parece avestruz pero verde..uhmmm la lleva

Monólogo sin contraseña dijo...

Tao. eri muy perdedor. Pero yo más. la contraseña del blog no me pesca :B, asi q estamos a
pate

Monólogo Colectivo dijo...

ujuu!! volvi!! lorea mi blog nuevo !!

Anónimo dijo...

oyeeeeee
Copano entró a primero de mi carrera
lo voy a mechonear
quizá sólo lo mechonearemos a él
mua jaja já!
está bacán el blog
pero poca sintesis
besos

peligroso dijo...

Señor Don Tao,

llegué a este blog por rebote máximo a ver esta entrada específica, y permítame decirle algunas cosas:

- Su imagen de marca no es mala, pero se podría pulir un poco en forma y proporciones. Sin embargo ni eso es tan criticable.

- Su relato sobre la tarjeta de crédito y la relación con la ufología me parece notable, y el flashback universitario lo encontré sincero, fresco y entretenido.

- El comentario sobre noticias, yo personalmente lo hubiera publicado en otra entrada, pero el caso de la autoviolación me hizo reír harto.

- Más importante que todo lo anterior, sepa usted que (basándome en uno de los comentarios que leí de esta entrada) habla con otro personaje de "poca síntesis", que le pide que no cambie eso a menos que sea necesario, porque está más que bien, y el que se da la lata de leer cosas largas puede disfrutar mucho más: escritos megasintetizados son la tendencia actual, que no comparto, y está bien no dejarse llevar.

A ver si otro día me paseo por el Tao Blog a leer qué más hay.

Saludos.